Fiscalidad

¿QUIÉNES PAGAN LOS IMPUESTOS?

 

Año tras año vemos como las rentas más bajas siguen soportando el mayor peso de los impuestos. La crisis es una excusa para seguir profundizando en los rasgos básicos de la regresiva estructura impositiva del capital. Los impuestos indirectos, que no tienen elementos de progresividad, siguen aumentando, de modo que el mayor peso sigue recayendo sobre las espaldas de la clase trabajadora y los sectores populares. La presión fiscal sigue siendo una de las más bajas de Europa lo que se resume en una bajada en la recaudación. Aun teniendo menos ingresos seguimos pagando el cupo y el convenio. Cada vez pagamos más a Madrid por su endeudamiento, gastos militares, trasferencias no asumidas, grandes infraestructuras...etc. A esto hay que añadirle el aumento del fraude fiscal y la impunidad de la que gozan las grandes fortunas.

Si a las continuas privatizaciones, trasvases de dinero público a la iniciativa privada y recortes en todos los ámbitos, le sumamos el incremento exponencial del desempleo, tenemos la imagen clara del abandono que sufren las clases populares, desde el principal instrumento de política económica: EL PRESUPUESTO, elemento clave para redistribuir renta social paliando los negativos efectos del “mercado” o lo que es lo mismo, del “capitalismo depredador”.

 

Las necesidades van a seguir aumentando como consecuencia de las cada vez peores condiciones laborales (precariedad, paro, "flexibilidad", bajada de sueldos, pensiones raquíticas...). Aumentan las enfermedades y muertes ligadas a esta situación. La salud y la educación se están privatizando por medio de la degradación del sector público. La vivienda sigue siendo un derecho denegado con el que constructoras y bancos siguen haciendo negocio (explotación, subvenciones, desgravaciones fiscales, leyes antisociales...). Las prestaciones y servicios sociales se recortan, privatizan y se endurecen las condiciones de acceso... Endeudamiento masivo, tanto público como privado, y riesgo de “quiebra financiera” del sector público vasco.