Aprobación de unos presupuestos anti-sociales

Este jueves 3 de diciembre se realiza una cadena humana desde las oficinas centrales en Bizkaia del Servicio Vasco de Empleo-Lanbide (ubicadas en Plaza Bizkaia), hasta la Delegación del Gobierno Vasco en gran vía, 85; pasando por la Subdelegación del Gobierno Español de Plaza Moyua o la Dirección Provincial del SEPE-Servicio Público de Empleo Estatal de gran vía 50. Esta movilización se produce en el contexto del Pleno del Parlamento Vasco donde se debaten las enmiendas a la totalidad a los presupuestos presentados por el Gobierno Vasco para 2016. Presupuestos que vienen marcados por el continuismo y la consolidación de los recortes aplicados en años anteriores, profundizando así el deterioro de los servicios públicos y del sistema de protección social en la CAPV. Hay que tener en cuenta que la prioridad del presupuesto aprobado por el Gobierno Vasco, y el PSE, es atender el pago de la deuda y sus intereses. Cumplir con el objetivo de reducir el supuesto déficit público supone retraer los recursos para financiar el gasto social. Este año se destinarán cerca de 1.000 millones de euros. Casi el 10% del presupuesto total del Gobierno Vasco, 10.933,3 millones de euros.


Demanda de unos presupuestos más justos

Presupuestos que consolidan el despilfarro que suponen las obras del TAV (350 millones de euros); o las decenas de millones consignados al gasto militar para el mantenimiento del militarismo: 700 millones destinados al ejército vía cupo y las subvenciones millonarias al clúster de la industria militar vasca. Prioridades presupuestarias que no encontramos a la hora de implementar políticas reales de creación de empleo digno; o en la supervisión de las obras y empleos públicos donde se dan de forma sistemática incumplimientos de convenios, subcontratación, precarización y explotación laboral. Cuentas que no garantizan los derechos de las personas en paro o con empleos precarios. Sobre todo, teniendo en cuenta que el 60% de las personas desempleadas no perciben ningún tipo de subsidio. Porcentaje que no deja de crecer. Las administraciones han ido recortando las prestaciones, tanto en su cuantía, en la duración o dejando a diversos colectivos sin ninguna protección. Un año más, los presupuestos del Gobierno Vasco apuestan por la precariedad, la pobreza, la vulnerabilidad, la incertidumbre, la temporalidad y el recorte de derechos sociales y laborales. Incremento de las bolsas de pobreza producto de unos presupuestos insolidarios Mediante esta iniciativa se pretende denunciar qué, a través de poner el foco en la persecución mediática de las personas perceptoras de las diferentes prestaciones sociales existentes en la CAPV, se trata de justificar los continuos recortes, malas prácticas, el caos y el desbarajuste diario existente en Lanbide. Presupuestos alejados de la realidad social que viven miles de familias. Así, la pobreza ha crecido un 42% desde el comienzo de la crisis. Por lo que no es de extrañar que el 45,3 % de la población vasca, casi un millón de personas, tengan dificultades para llegar a fin de mes. A lo que debemos sumar que 360.000 personas sufran algún tipo de pobreza; lo que representa un 18,6% del conjunto de la sociedad. Presupuestos que conllevan recortes sociales Sin embargo, y ante estas bolsas de pobreza, se elaboran unos presupuestos que no contemplan dar respuesta a esta situación de emergencia social: •Se mantiene, y establece, una insuficiente dotación presupuestaria para las Ayudas de Emergencia Social. Los 23 millones de euros consignados se agotarán, un año más, en todos los municipios en 5 meses. •La falta de un presupuesto suficiente también incluirá a las diferentes prestaciones gestionadas por Lanbide. La previsión presupuestaria de 461 millones de euros para el próximo año es la misma cantidad económica destinada para este 2015. Partida que se ha mostrado insuficiente este año; y que el Gobierno Vasco plantea reducir en el 2016: no por una mejora de la situación económica, sino por la aplicación del endurecimiento de los requisitos de acceso a las prestaciones sociales.

ASAMBLEAS DE PERSONAS EN PARO y COLECTIVOS SOCIALES:
Coordinadora Colectivos y Asambleas de Personas en paro de Bizkaia, AHT Gelditu Elkarlana!, Argilan, Asamblea Abierta en Defensa de las Prestaciones Sociales, Asociación de Trabajadoras de Hogar de Bizkaia, Baietz Basauri!, Berri-Otxoak (Barakaldo), Brujas y Diversas, Danok Lan (Galdakao), Elkartzen, Kakitzat (Koordinadora Antimilitarista), Mujeres del Mundo, Posada Abrazos y SOS Racismo.