Fechas significativas

Maiatzaren lehenean lotu borrokara

29/04/2017

 

 

 

28 de abril Dia Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo

27/04/2017

Un a√Īo m√°s, el 28 de Abril, D√≠a Internacional del Derecho a la Salud y Seguridad en el Trabajo, debe hacernos reflexionar sobre que los accidentes laborales no son fruto de la casualidad o la mala suerte. Los accidentes laborales son consecuencia directa del sistema capitalista que prioriza la productividad y los beneficios por encima de los derechos laborales de las personas trabajadoras.

La mayor evidencia de la precariedad y de la explotación salvaje, son las personas  muertas en sus puestos de trabajo, pero no podemos olvidar a todas las accidentadas  y a las asesinadas lentamente por alguna enfermedad derivada de sus trabajos. Se producen 288 accidentes laborales cada día, es decir, 1 cada 5 minutos. En 2016 un tercio de estos accidentes se dieron  en subcontratas.

Por otro lado, las enfermedades laborales han aumentado un 8,2% y se producen 10 al dia.  Y esto sin olvidar que el catálogo actual de enfermedades profesionales está desfasado y que no reconoce la incidencia de las nuevas tecnologías (radiaciones, etc) ni de los nuevos componentes químicos sobre la salud. Por otra parte, la baremación se hace sobre el organismo masculino tipo, no existe una catalogación por género, y la exposición a un producto tóxico puede ser límite para un hombre y mortal para una mujer.  

La Ley actual permite a las empresas contratar el seguro de accidentes laborales y enfermedades profesionales con la propia Seguridad Social o con las Mutuas. Estas √ļltimas son entes privados con √°nimo de lucro, formados por las propias empresas, y que tratan de minimizar costes, ahorrando tanto en la reducci√≥n de los tratamientos y la duraci√≥n de la baja, como en las indemnizaciones. Consecuencia directa de esto es tambi√©n el infra reconocimiento de enfermedades profesionales que se da hoy en dia. En el Estado espa√Īol se dejan de contabilizar al a√Īo 63.000 casos de enfermedades laborales. En este sentido es rese√Īable la situaci√≥n de las personas trabajadoras del hogar. Las jornadas sin descanso, la soledad en la que se trabaja, el mal trato proveniente de la persona atendida o de su entorno cercano, tienen a veces como consecuencias da√Īos siquicos que no son reconocidos como derivados del trabajo. La atenci√≥n a personas a las que hace falta mover, trasladar y asear tienen como resultado accidentes laborales que en los servicios m√©dicos de Osakidetza y Osasunbide suelen tratarse como enfermedades comunes.

Leer m√°s: 28 de abril Dia Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo

21 de marzo Dia Internacional contra el racismo y la xenofobia

20/03/2017

EL CAPITALISMO EXPLOTA Y PRECARIZA, Y EN CONSECUENCIA PROVOCA UNA DUALIZACI√ďN DE LA SOCIEDAD ¬°LA IDEOLOGIA DEL CAPITALISMO ES XENOFOBA!

El racismo y la xenofobia se asientan en la estructura ideológica, política y económica de las sociedades, manifestándose mediante la explotación, opresión y dominación de las naciones y de los pueblos. A lo largo de la historia todas las políticas expansionistas han tenido y tienen la justificación ideológica de proclamarse superiores a los pueblos que explota, oprime y domina, diciendo que lo hace por su bien, para educarlos y civilizarlos.


Capitalismo es sobre todo polarizaci√≥n y concentraci√≥n de riqueza. En la d√©cada de los a√Īos 1990 se afirmaba que de seguir la tendencia actual, la mitad de la humanidad estar√≠a en situaci√≥n de pobreza¬† absoluta entre 2050 y 2075, pero este proceso se ha acelerado, ya que desde 2010, la mitad de la humanidad malvive con s√≥lo 2% de la riqueza del planeta. Seg√ļn el √ļltimo informe de la ONG Oxfam, desde 2015, el 1% m√°s rico de la poblaci√≥n mundial posee m√°s riqueza que el resto del planeta y ha calculado que el 10% m√°s rico de la poblaci√≥n mundial es responsable de la mitad de las emisiones contaminantes totales. Actualmente, ocho personas (ocho hombres en realidad) poseen la misma riqueza que 3.600 millones de personas (la mitad de la humanidad). La Organizaci√≥n Mundial del Trabajo calcula que 21 millones de personas son v√≠ctima de trabajo forzoso, lo que genera unos beneficios que ascienden a aproximadamente 150.000 millones de d√≥lares anuales. En 1990, el tipo nominal medio del impuesto de sociedades en los pa√≠ses del G20 era del 40%; en 2015, se hab√≠a reducido hasta el 28,7%.


Hoy en d√≠a seguimos asistiendo asombradas a este tipo de justificaciones: ‚Äúguerras humanitarias‚ÄĚ, ‚Äúintervenciones‚ÄĚ para exportar la ‚Äúdemocracia occidental‚ÄĚ a pueblos ‚Äúatrasados‚ÄĚ, ‚Äúguerra contra el terrorismo‚ÄĚ, ‚Äúchoque de civilizaciones‚Ä̂Ķ Eufemismos de un capitalismo imperialista que necesita controlar a todos los pueblos del planeta para poder ahondar en la explotaci√≥n y mercantilizaci√≥n de cada vez m√°s aspectos de la vida. Eufemismos, s√≠. Pero eufemismos que calan en la sociedad y alimentan esa idea de superioridad occidental instalada en amplias capas de la sociedad tras siglos de trabajo ideol√≥gico. Y no solo seguimos soportando este tipo de justificaciones, adem√°s d√≠a a d√≠a podemos observar el drama humano en forma de migraciones masivas huyendo de las guerras imperialistas que genera la l√≥gica capitalista. Y lo podemos observar aqu√≠ mismo, en esta Europa que se vanagloria de ser la cuna de la democracia. Hoy, 21 de marzo, en el d√≠a internacional contra el racismo y la xenofobia,¬† ‚Äúla¬† frontera sur de la vieja Europa sigue siendo una inmensa tumba‚ÄĚ como bien afirma SOS racismo.


Malcolm X, cinco d√≠as antes de su asesinato, lo expon√≠a claro: ‚ÄúNos acusan de lo que ellos mismos son culpables. Esto es lo que siempre hace el criminal. Te bombardean y luego te acusan de haberte bombardeado a ti mismo. Te aplastan el cr√°neo y luego te acusan de haberles atacado. Esto es lo que los racistas han hecho siempre. Sus costumbres son las acciones criminales y luego utilizan la prensa para victimizarte‚Ķ hacer que la v√≠ctima se vea como criminal¬† y el criminal como la v√≠ctima. As√≠ trabajan‚ÄĚ.

 

Leer m√°s: 21 de marzo Dia Internacional contra el racismo y la xenofobia

 

Martxoak 8. Gora borroka feminista!!!

06/03/2017

Patriarkatua, jendartearen estruktura ideologiko, politiko eta ekonomikoan integratua dago eta emakumeon aurkako zapalkuntza, esplotazio eta genero menderatzearen bidez adierazten da. Honela kapitalismoak emakumeok erabiltzen gaitu bere biziraupenerako sexuen arteko lanaren banaketaren bitartez. Ideologia patriarkalak gure bizitzako esparru guztietan eragiten du.

 

Sistema honen biziraupena eta erreprodukzioa ziurtatzen dituzten botere harremanak betikotzeko indarkeria oinarrizko osagaia da. Egiturazko indarkeria hau antzemanezina izatea bilatzen du sistemak, existitzen ez dela sinestarazi arte. Emakumeon kontrako biolentzia guztien artean baliteke indarkeria fisikoa ikusgarriena izatea, agerikoena baita. Baina patriarkatuak, kapitalak bezala, egiturazko indarkeria beharrezkoa du.

 

Patriarkatuak emakumeon zapalkuntza ziurtatzeko, beste bide batzuen artean, emakumeon kondizio materialak baldintzatzen ditu, kapitalismoak bikain ikasi eta erabiltzen duena. Gizonekiko ekonomikoki menpekoak izatera kondenatu nahi gaitu.

 

Kapitalismoa gero eta pertsona gehiagoren pobretze prozesua eragiten ari da baina egoera hau ez da neutroa generoari dagokionez. Krisia deitu duten pobretze eta prekarizazio prozesu azkartu honek gero eta herritar sektore gehiagotan eta gero eta bizitzako esparru gehiagotan eragiten ari da. Hori egia bada ere argi izan behar dugu badaudela kolpatuagoak diren sektore sozialak. Eta sistema patriarkal baten bizi garen heinean emakumeok gara aipatu beharreko lehenengoa.

 

Datu batzuk ematearren: lanaldi murriztuen %80a emakumeok okupatzen ditugu eta horietatik %62ak ez dugu nahita egiten (2008an %33a ginen), lan berdinagatik emakumeon soldata gizonezkoena baino %24-28 baxuagoa da. Beste alde batetik lan merkatuan sartu izanak, emakumeon lanaldia bikoiztu edo hirukoiztu egin du, lan erreproduktiboak  nagusiki gure gain jarraitzen baitu. Honi zerbitzu sozialen eta publikoen murrizketak gehitu behar dizkiogu. Murrizketa hauek bi zentzutan eragiten gaituzte zuzen zuzenean. Murrizketa horietatik eratortzen den lan karga gugan erori ez ezik zerbitzu horietan lan egiten dugun pertsonen gehiengoa emakumeak izanik soldatapeko langile moduan ere eragiten gaituzte.

Badaude gogorki kolpatutako beste sektore batzuk ere: kide bakarra den gurasoa, migratuak, emantzipatu ezin daitezkeen gazteak, langabetuak, pentsionistak eta gero eta gehiago ‚Äúlangile pobreak‚ÄĚ. Aipatutako sektore guzti hauetan egoera are gehiago gogortzen delarik emakumea izanda.

 

Errealitate honekin batera, emakumeok, gizon gehien gehienek eta adina aintzat hartu gabe, kapitalarekin egindako aliantza pairatzen dugu. Kapitalismoa egungo familia eredu patriarkalaz baliatzen da, ezinbesteko jendarte jarduera gehiena suposatzen duen etxeko lana ikustezin bilakatuz, esplotazio oro ukatuz eta familia eredu horretan bere buruak kokatzen ez dituzten pertsona guztiak ikustezinak bihurtuz. Patriarkatuak sistema kapitalista sostengatzen duen bezala familiak patriarkatua sustatzen du, patriarkatuaren erreprodukzioa ziurtatzen laguntzen duelarik.

 

Bada, sistema patriarkala gainditzerako bidean urratsak ematen hasteko ezinbestekoa da lan produktiboa eta erreproduktiboa banatzea, Pobreziaren Muga ezartzea (BPG per kapitaren %37,5a) eta kantitate hau berdindu edo gaindituko duen gizarte soldata bat ezartzea. Era berean, langileen arteko gutxienengo soldata BPG per kapitaren %50ean ezarri behar da genero ezberdinetako langileen arteko soldata ezberdintasuna ekidinez. Independentzia ekonomikorik barik askatasuna eta independentzia pertsonala hitz hutsak baino ez dira. Bide honetan antolakuntza eta borroka ezinbesteko tresnak dira.


Gora borroka feminista!!!


Elkartzen, Euskal Herrian 2017-III-6





Ante la violencia patriarcal organización y autodefensa

23/11/2016

Un a√Īo m√°s ha llegado el 25 de noviembre. Un a√Īo m√°s en el que no podemos menos que denunciar la violencia que sufrimos las mujeres. Y un a√Īo m√°s en el que no escucharemos en las declaraciones institucionales un an√°lisis sincero, serio y completo de la violencia patriarcal, en el que no habr√° referencia alguna al capitalismo. Pero gracias a la labor realizada durante a√Īos por la lucha feminista, hemos aprendido que estas dos realidades no pueden separarse. Del feminismo hemos aprendido que la ideolog√≠a del capitalismo es patriarcal. El patriarcado est√° integrado en la estructura ideol√≥gica, pol√≠tica y econ√≥mica de la sociedad, y la opresi√≥n de las mujeres se manifiesta a trav√©s de la explotaci√≥n y la dominaci√≥n de g√©nero. As√≠ el capitalismo, mediante el reparto del trabajo entre sexos, nos utiliza a las mujeres para su supervivencia y reproducci√≥n. De todos los resquicios de esa utilizaci√≥n rezuma violencia.

Para inmortalizar las relaciones de poder que aseguran la supervivencia y reproducci√≥n de este sistema, la violencia es un ingrediente fundamental. El sistema trata de que esta violencia estructural sea imperceptible, hasta hacernos creer que no existe. De entre todas las violencias que se ejercen contra las mujeres, puede que la violencia f√≠sica sea la m√°s impresionante, pero el patriarcado, as√≠ como el capitalismo, necesita de esa ‚Äúotra‚ÄĚ violencia estructural a la que no solemos prestar atenci√≥n: menosprecios hacia las mujeres, insultos, invisibilidad, lenguaje sexista y machista, precariedad, feminizaci√≥n de la pobreza, casos extremos de pobreza‚Ķ etc.

Esa violencia estructural que la mayor√≠a de las veces no queremos ni reconocer, lleva ya muchos a√Īos empapando, poco a poco como el xirimiri, la conciencia de la sociedad, naturalizando y facilitando ideas y actos que no hacen m√°s que dar nuevas vueltas de tuerca a la violencia patriarcal. El caso de los cinco de Iru√Īa es paradigm√°tico: del agresor individual a las agresiones en grupo; de ocultar las agresiones a vanagloriarse p√ļblicamente en las redes sociales‚Ķ Evoluciones que no pueden entenderse sin analizar esa violencia ‚Äúinvisible‚ÄĚ, esa relaci√≥n patriarcado-capitalismo y esa ideolog√≠a patriarcal que cala todas las relaciones sociales. Ideolog√≠a patriarcal, que siendo funcional al capitalismo, busca el mantenimiento del statu-quo.

Y para mantener este statu-quo el papel de la familia es fundamental. El modelo familiar patriarcal se basa en la invisibilidad de los trabajos dom√©sticos, trabajo socialmente necesario, que recaen en los hombros de las mujeres. As√≠ como el patriarcado sustenta el sistema capitalista, la familia sustenta el patriarcado, ayudando a asegurar su reproducci√≥n. ¬ŅLiberaci√≥n de las mujeres con su inserci√≥n en el mercado laboral? No. El n√ļcleo familiar queda intacto as√≠ como el trabajo reproductivo sigue invisibilizado y en manos de las mujeres, que pasan a tener una doble jornada laboral (adem√°s en el mercado laboral sufrimos m√°s la precarizaci√≥n; tenemos peores condiciones de trabajo en los sectores m√°s precarizados, que coinciden en muchos casos con trabajos reproductivos; los sueldos m√°s bajos, aun haciendo el mismo trabajo que los hombres cobramos menos‚Ķ etc). El mantenimiento del patriarcado refuerza la explotaci√≥n capitalista. A medida que la tasa de ganancia del capital desciende, la utilizaci√≥n de la violencia se va haciendo cada vez m√°s visible e intensa.

El patriarcado condiciona la situación materiales de las mujeres, algo que el capitalismo ha aprendido perfectamente y cómo podemos ver utiliza. Nos quiere condenar a ser económicamente dependientes de los hombres. Ante esta situación y para comenzar a dar pasos en la superación del sistema patriarcal, es indispensable el reparto del trabajo productivo y reproductivo, y establecer un Umbral de la Pobreza (el 37,5% del PIB per cápita) y un salario social que iguale o supere esta cantidad. Además, el salario mínimo interprofesional debe fijarse en el 50% del PIB per cápita para eliminar las diferencias salariales entre géneros. Sin independencia económica, la libertad y la independencia no son más que palabras huecas.

Este pueblo ha conocido innumerables ataques a lo largo de su historia, y ante todos ellos se ha defendido. El pueblo trabajador ha sufrido muchos tipos de violencia y ha necesitado de la organizaci√≥n para hacerles frente. Las mujeres trabajadoras de este pueblo llevamos en nuestras entra√Īas la violencia que sufrimos por ser mujeres, trabajadoras y vascas. M√°s all√° de tener toda la legitimidad, debemos comprender que la √ļnica opci√≥n para salir vivas de todas las agresiones es la organizaci√≥n y la autodefensa. En este sentido, queremos animaros a participar en las movilizaciones que a ra√≠z del 25 de noviembre van a realizarse en todos los pueblos y ciudades de Eukal Herria y animaros a responder activamente a todos esos ataques que se dan diariamente en todos rincones de nuestro pueblo. Si tocan a una nos tocan a todas.

 

¬°¬°¬°Defend√°monos!!!

¬°¬°¬°Viva la lucha feminista!!!

Patrizia Mu√Īoz¬†e Iker Aroztegi,¬†miembros de Elkartzen.

En Euskal Herria el 25 de noviembre de 2016

 

P√°gina 1 de 4

«InicioPrev1234Pr√≥ximoFin»